Presencia de Sta. Ma. Eufrasia en la misión de Las hermanas del Buen Pastor

SMER

En la festividad de Sta. Maria Eufrasia, la Hermana Maria Laura Mosquera Obando, comparte una reflexión sobre la vida de la Fundadora del Buen Pastor y de su influencia en el apostolado realizado por las Hermanas en las terminales de transporte.
¿Quién es Santa María Eufrasia?
María Eufrasia es una mujer polifacética, por su espiritualidad, coraje, amor, misericordia y misión.

 

 

Ella nace en una isla llamada Nourmoutier (Francia), en tiempo de la revolución del siglo XVIII. Hija de padres muy cristianos y comprometidos con su fe. A propósito, su padre: Julián Pelletier, médico de profesión, fue encarcelado por la revolución.

 

   

smemisionera300rok

 

 

El nombre que recibió el día de su bautismo fue: Rosa Virginia; su niñez fue dolorosa por la muerte de su padre a muy temprana edad; también la incomprensión de una de sus maestras en el pensionado donde fue internada; la separación de su madre, y estas situaciones dejaron profundas huellas en su vida, que le sirvieron para forjar mucha ternura para sus jóvenes, y una recia personalidad, como lo demostrará a lo largo de su vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 María Eufrasia, fue una mujer extraordinaria, fuera de lo común, por eso llegó a los altares. Me refiero a su obra y lo que tuvo que luchar con valentía por cumplir la voluntad de Dios.

Digo, además: fue una mujer encarnada en la realidad, fuera de lo común, porque rompió los esquemas y parámetros de tu tiempo, enviando a África, religiosas, incluso a los muelles donde las mujeres eran vendidas, en las ferias como esclavas. A las negritas, las cuales eran consideradas como animales, pues en su tiempo se atrevían a decir que no tenían alma, ella tiene la osadía de rescatarlas con el dinero conseguido con sus amigas que le colaboraban, el ahorro y austeridad de las Hermanas.

 

smecelo350rok

 

Ella, logra rescatar muchas mujeres de semejante flagelo en contra de su dignidad como hijas de Dios, para acogerlas, liberarlas, sanarlas y presentárselas al Divino Pastor, para que realice su obra, de amor y de misericordia, donde vuelva a renacer la alegría y la esperanza.
Hoy, a María Eufrasia, con mucha propiedad se la podría llamar Defensora de los Derechos Humanos de la mujer. Eso no quiere decir que ella no se preocupara por la salvación de los hombres, sino que su preferencia era por la mujer en dificultad.
María Eufrasia, fue fiel a la Iglesia, a pesar que no ser bien acogida por algunos Obispos de ese entonces; pero eso no le impidió que ella amarara a la Iglesia, la respetara, y a su vez, dejara como legado a sus hijas la, adhesión a ella.

 

smehumidad350

 

 

 

 

 

 

Tiene varias frases célebres, entre ellas, "No se diga de mí, que soy francesa, inglesa, americana, australiana, soy de todos los países, donde hay personas que salvar"

"Ora, sufre, calla y espera," en esas cuatro palabras se puede entrever su profunda espiritualidad y unión con Dios.

"La gratitud es la memoria del corazón"

Dejó como legado a la Congregación: El celo por la salvación de las personas, el amor a la Eucaristía, a la Cruz, a la Iglesia, la devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, herencia de San Juan Eudes, "Padre e institutor de la Congregación"; de allí surge el parentesco espiritual con los Padres Eudistas, conocidos hoy por su variada actividad pastoral, entre ella la Emisora El Minuto de Dios.

   

smeaacogida2

La frase "Soy de todos los países donde hay personas que salvar", nos deja entrever, cómo Santa María Eufrasia entiende lo que significa una persona para Dios, por lo tanto, se empeña en desplegar su celo misionero, enviando a sus religiosas a los cinco continentes, incluso sin conocer el idioma, con el fin de extender el Reino de Dios, tan necesario, en el mundo, y cumplir la voluntad de Dios. Es tan abrasador su celo misionero que antes de partir a la Casa del Padre, funda 110 Monasterios en los 5 continentes.

Es de destacar en María Eufrasia que gracias a ella la Congregación tiene dos ramas una apostólica y otra contemplativa, siendo estas últimas muy queridas para ella, denominándolas su gloria y su corona y considerándolas nosotras las Hermanas. Apostólicas, "el pulmón de la Congregación".

SME3R2

 

 

 

 

Es importante reconocer entre muchas vivencias de María Eufrasia, su humanidad, su fraternidad, su perdón, su confianza en la Providencia, su dulzura con las niñas y su firmeza: cuando tenía que implantar el orden, siempre lo hacía con amor. Ella nunca negó un cupo a una joven que quisiera rehacer su vida. El testimonio de María Eufrasia es un verdadero reto, hoy, para la Congregación, la provincia, y para cada una de nosotras, para llevar a cabo la misión, de Jesús Buen Pastor.

Aprovechamos la oportunidad para pedirles a ustedes que oren por la Congregación, para que Santa María Eufrasia, interceda por las vocaciones y que todas y cada una cumplamos con alegría la voluntad de Dios, donde Él quiera y como Él quiera.

La Congregación del Buen Pastor responde en su labor apostólica según el contexto de cada país, donde se encuentra inserta.
En Colombia, actualmente trabaja con los migrantes, contra la trata de personas, con mujeres en contexto de prostitución, en atención a niñas, jóvenes con dificultades de adaptación, y se enfatiza hoy más que nunca el trabajo con la familia, núcleo fundamental de la sociedad.

También se han resocializado muchas jóvenes y mujeres a través de la capacitación en diferentes talleres de formación profesional, que les permiten salir adelante, sobre todo lograr la concientización y valoración como persona humana y recobrar su dignidad como hijas de Dios.

TESTIMONIO
Me permito narrar un sencillo testimonio de la labor en las Terminales intermunicipales de Transportes, entre los muchos que a diario se realizan en este recinto, siendo instrumentos útiles de las manos de Dios.

 

 

En la Terminal de la ciudad de Pasto, la suscrita trabajaba como responsable de esta labor apostólica. Un día, entrando a este lugar, tuve la oportunidad de observar un joven, aproximadamente de unos 25 o 28 años, bien parecido, pero tenía el rostro descompuesto y los ojos rojos, no sé si era porque había consumido droga o había llorado mucho... Tuve un impulso de hacer algo por él, y pienso que fue el Espíritu Santo, quien me dio la valentía de alcanzarlo, ya que él iba en dirección contraria a la mía, el para abordar un taxi y yo me dirigía a la Capilla, centro de mi trabajo apostólico-

 

 

 Yo no lo conocía, no tenía ninguna información, ni él me había solicitado, era un total extraño para mí; entonces corrí y logré alcanzarlo, lo toqué en el hombro y le dije estas estas tres palabras: "Tranquilo, Dios te ama", él me miró y siguió su camino y yo el mío hacia la Capilla, y me puse a orar y colocar en las manos del Señor, la necesidad del joven, que El sabría lo que le pasa, que se lo dejaba en sus manos.

 

 Imagen genérica tomada del Internet

Bueno, así quedó el caso por el momento. Pero después al cabo de unos tres o cuatro meses, no recuerdo exactamente, me volví a encontrar a este joven en el mismo lugar, él saliendo de la Terminal y yo, entrando... y es él quien repara en mí, él iba con otro compañero y dijo en alta voz, señalándome "Esta monja me salvó la vida yo iba directo a suicidarme por los problemas que tenía, pero gracias a esas palabras de aliento en ese momento me hicieron reflexionar" Él me repetía: gracias hermana, y yo le dije, yo no he nada; démosle gracias a Dios porque El hizo su obra y tú lo escuchaste.

Así hay muchos testimonios que por bondad de Dios y al Carisma de la Congregación se han hecho y se siguen dando.

Roguemos al Dueño de la mies envíe muchos operarios a su mies.

La Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor se encuentra aquí en Ibagué, en el Barrio de las Brisas, con unas Hermanas de avanzada edad, las cuales han entregado su vida al servicio de las niñas y mujeres durante muchos años, en diferentes apostolados de: educación, orientación y capacitación, y que aún continúan activas en la oración por esta ciudad y por el mundo en dificultad, siempre alegres por su entrega a Dios en favor de los hermanos, a ejemplo de Santa María Eufrasia, nuestra fundadora.
Que esta sea también la oportunidad para invitar a muchas jóvenes a quienes les interese entregar su vida al Señor en la vida religiosa, he aquí esta Congregación que te ofrece una opción de vida, para que seas feliz, en la entrega a los demás.
Atentamente,

Hna. Laura Marina Mosquera Obando

<< Volver al Inicio

Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor - Todos los derechos reservados 2012 Carrera 22 Nº 47-40
Intranet - Tel Comunidad: 269 2761 Tel Fundación El Buen Pastor: 269 34 75, Celular: 317 426 7460 - Contáctenos