Historia de mi vocación Testimonio en los 50 años de consagración religiosa de Hna. Ofelia Ruiz

Mis padres: Pompilio de Jesús Ruiz, María Otilia Ruiz de origen campesino. Nacimiento: 23 de marzo de 1938 en Andes(Antioquia) y bautizada el 26 de marzo del mismo año. Soy la mayor de cinco hermanos. Mi mamá fue profesora y estudió con las Hermanas Salesianas, pero después que se casó no ejerció, para dedicarse totalmente al hogar. Ella misma nos enseñaba a leer y al ir a la escuela pasábamos de inmediato a segundo de primaria.

ma.ofelia2rLa formación espiritual, en virtudes y valores fueron fundamentales para el desarrollo de nuestra personalidad, además el rosario, que nunca faltó. Nos inculcaban el valor del amor a los pobres y la acogida al que llegaba en busca de ayuda y nunca se dejaban partir sin darles comida o posada para que pasaran la noche.

Para participar en la Eucaristía eran dos horas de camino hasta el pueblo, pero no importaban los obstáculos. Lo que más me gustaba era toda clase de lecturas, compartir con las amigas. Era muy llevada de mi parecer y me gustaba llevar la contraria en todo.

Tenía varios admiradores que me proponían matrimonio, pero no me llamaban la atención y los dejaba.

ma.ofeliarPor medio de una tía religiosa que me invitaba a seguir el llamado de Dios, mi respuesta fue: no, porque nunca gustaba de las "monjas", no las quería para nada. Pero el Señor se valió de un Encuentro de Jóvenes, al que nos invitaron de la Parroquia. Fui por curiosidad, nada más, pero el sacerdote Gustavo Bohórquez, enamorado del Buen Pastor, expuso el carisma y la obra de las Hermanas del Buen Pastor y esto tocó muy fuerte mi corazón y me dejó muy cuestionada. Empecé la lucha: ¿sí o no?

Ya pensé en serio y tomé la decisión de entrar en la comunidad de El Buen Pastor. Luego les dije a mis padres, y cuál no fue mi sorpresa: mamá dijo que sí, pero papá se opuso rotundamente y esto fue muy duro para mí, pero no me importó. Seguí para adelante, pero más tarde, él aceptó.

Hice el noviciado en el "Amparo Juvenil" de Medellín. La Primera Profesión el 29 de enero de 1966. El trabajo apostólico lo desempeñé en Pasto, Popayán, Medellín, (Amparo Juvenil), Barranquilla, Cartagena, de nuevo en Medellín (Hogar San Juan Eudes y Comunidad Santa Eufrasia).

Mi labor siempre era con las niñas, el servicio, el amor a las personas fueron mi fuente para vivir el carisma del Buen Pastor y Santa María Eufrasia, con alegría. El testimonio de las Hermanas de Comunidad ha sido un apoyo espiritual en momentos difíciles.

A 50 años de vida religiosa solo digo: "¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?".
Vale la pena seguir a Cristo. Gracias María por el sí generoso.

<< Volver al Inicio

Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor - Todos los derechos reservados 2012 Carrera 22 Nº 47-40
Intranet - Tel Comunidad: 269 2761 Tel Fundación El Buen Pastor: 269 34 75, Celular: 317 426 7460 - Contáctenos