BOTON-CLIC-DONACION-FBP

 

Presencia Mundial BP

Calendario

btn vinculos

Reflexiones

PENSAMIENTOS DE SANTA MARÍA EUFRASIA SOBRE LA VIDA CONTEMPLATIVA  

   

JUSTICIA Y PAZ

Hoy, el Señor continúa interpelando nuestras vidas, pero ahora con unas metas específicas y una metodología diferente, en la cuál, Él como el Divino Pedagogo, se encarga de depositar su deseo misericordioso de Buen Pastor en nosotras, para comenzar a incentivar en lo más profundo de nuestro ser, y de la manera más verídica y concreta, el CELO por la salvación de las almas, partiendo desde el deseo de ser realmente justas y perfectas promotoras de paz..

 

LA VERDADERA ORACIÓN CONTEMPLATIVA


¿Cómo podemos renovarnos en la vivencia de la Contemplación propiamente dicha?
No todas las oraciones que hacemos son Contemplativas.

"Un amoroso y ciego deseo hacia Dios sólo, es más valioso en sí mismo, más grato a Dios y a los santos, más provechoso a tu crecimiento y de más ayuda a tus amigos tanto vivos como difuntos, que cualquier otra cosa que pudieras hacer". (La Nube del no Saber pag. 86)

La mayoría de nuestras oraciones son rezos, repetir oraciones que otros escribieron, seguramente en momentos en que fueron inspirados por Dios, quizás muy hermosas, pero... de ellos, no nuestras.

Además la oración contemplativa es más perfecta porque es una entrada en plena comunión con Jesús, con Dios, sin palabras, sin pensamientos, sin libros, sin nada que medie en el encuentro con nuestro Dios. Además su efecto en aquellos por quienes oramos es más eficaz.

"Pues cuando pones tu amor en él y te olvidas de todo lo demás, los santos y los ángeles se regocijan y se apresuran a asistirte en todos los sentidos, aunque los demonios rabien y conspiren sin cesar para perderte. Los hombres, tus semejantes, se enriquecen de modo maravilloso por esta actividad tuya, aunque no sepas bien cómo. Las mismas almas del purgatorio se benefician, pues sus sufrimientos se ven aliviados por los efectos de esta actividad. Y por supuesto tu propio espíritu queda purificado y fortalecido por la actividad contemplativa más que por todas las demás juntas" (La nube del no saber pag.36)

Si comparamos lo que sucede dentro de nosotras cuando tenemos un tiempo de rezos y cundo tenemos unos cuantos minutos de contemplación, sabremos lo que experimentó San Ignacio de Loyola al leer libros de caballería e historias de los Santos.
Con seguridad que lo primero nos deja igual que cuando entramos y lo segundo dejará en nuestro corazón, una estela de gozo y paz indescriptibles.
No es necesario que derramemos cada vez lágrimas, o que tengamos fenómenos extraordinarios, pero si es hermoso cuando todo nuestro ser se percibe pacificado, unificado y siempre dispuesto al amor, al perdón, a la acogida, a la misericordia, a la ternura en medio de la vida fraterna.
Ese es el fruto de una verdadera oración contemplativa.

Si nuestra oración fuera verdaderamente contemplativa, nuestras hermanas no tendrían que soportar nuestras salidas de genio, nuestros juicios, porque la presencia de Dios guiaría nuestras palabras y toda nuestra interrelación.
Una persona que vive la verdadera oración contemplativa puede ver como sus pecados poco a poco van siendo superados. Lo asegura el mismo autor de La Nube.
"La misma obra contemplativa del amor por sí misma llegará a curarte de todas las raíces de pecado. (La Nube del no saber pag.40).
Todo esto sucede porque en la actividad contemplativa Dios es amado por encima de toda creatura y pura y simplemente por él mismo". (Pag. 39)

Hermanas Contemplativas San Juan de Lagunillas Venezuela

LA MISERICORDIA

Puede verse en el anexo al final de esta página, en pdf la ilustración gráfica de este contenido.

Para una Contemplativa del Buen Pastor es sumamente importante la vivencia de algunos elementos esenciales como son: la misericordia, el silencio, la reconciliación, el perdón, la complementariedad, la vida fraterna, el Celo o ardor apostólico, la oración encarnada etc.

Poco a poco iremos compartiendo esta riqueza vivida al interior de nuestras comunidades ya que ello nos permite ser más auténticas en nuestra consagración al servicio al Señor en las personas y de la creación.

¿Qué es la misericordia para una religiosa contemplativa del Buen Pastor?

Ante todo comprendemos la misericordia como un dirigirnos espontáneamente hacia aquellos que están heridos, los que sufren, aquellos que están en la miseria. De ahí que misericordia signifique “tener un corazón abierto a la miseria del otro”. (San Juan Eudes).

Recordemos que la misericordia es una experiencia evangélica, es un fruto del amor de Dios que nos hace capaces de llevarnos donde nuestras fuerzas humanas por sí solas son impotentes.

De igual forma vemos la misericordia como esa experiencia que implica fidelidad a lo largo de toda una vida; es por ello que la misericordia nos compromete con aquél hacia quien nos dirigimos, porque sentimos cuánta necesidad tiene de ser ayudado, acompañado, curado…

Es importante recordar que la misericordia no se agota en la fidelidad al otro; al contrario, tiene un matiz de ternura y lo encontramos muy claramente en Lucas 15, con las tres parábolas sobre la misericordia.

Recordemos que una de las palabras hebreas para expresar la misericordia, hace referencia a las entrañas femeninas, con todo lo que ello implica de estremecimiento, delicadeza, inquietud y dón de sí.

Adjuntos:
Descargar este adjunto (La misericordia.pdf)La misericordia[Para una Hermana del Buen Pastor Contemplativa, qué es la msiericordia?]141 Kb
<< Volver al Inicio

Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor - Todos los derechos reservados 2012 Carrera 22 Nº 47-40
Intranet - Tel Comunidad: 269 2761 Tel Fundación El Buen Pastor: 269 34 75, Celular: 317 426 7460 - Contáctenos