En Diciembre recordamos el día de LOS LAICOS (AS), PARTNERS, Y COLABORADORES en la misión

En Diciembre recordamos el día de LOS LAICOS (AS), PARTNERS, Y COLABORADORES en la misión. Hoy quiero invitarles a reconocer el valioso aporte dado a San Juan Eudes por GASTON DE RENTY.

GASTON DE RENTY (1611- 1649) Y JUAN EUDES: MISIONEROS, estos dos apóstoles de Normandía se encontraron con frecuencia: después de la peste de Caen en 1631, o de la represión de los "Nu-pieds" en 1650.


image9En 1641, Juan Eudes fue llamado a Landelles, diócesis de Coutances, por un hombre muy joven aún, pero ya investido de importantes responsabilidades. Gastón de Renty, ya superior de la poderosa Compañía del Santísimo Sacramento fundada en 1627 en París por el Duque de Ventadour y un grupo del cual hacían parte Condren y Vicente de Paúl.

De Renty a los 30 años se convierte en uno de los más fieles amigos cercanos de Juan Eudes y provee a los gastos de siete misiones animadas por éste. En verano de 1646 Gastón de Renty invita a los misioneros de Juan Eudes a Beny Bocage Él cuenta cómo dos veces por semana Juan Eudes reúne los eclesiásticos para darles conferencias. También reúne la nobleza una vez por semana y les propone formar grupos que se reúnan una vez por mes. El mismo De Renty participa activamente a la misión y elabora un balance: «Sería deseable que los misioneros hubieran sido 100, aunque sólo eran 18, para satisfacer al pueblo que esperaba a veces 2, 3, y 4 días para poder confesarse, y al fin de 4 semanas, muchos no pudieron hacerlo. Es imposible no sentirse emocionado al ver el fervor de las pobres gentes que dejan todo para entregarse a la Palabra de Dios, y es necesario rendir homenaje al Padre Eudes de emplearla como un admirable y extraordinario órgano de Dios para el ministerio donde Él le ha llamado. No se puede resistir a verdades dichas de una manera tan santa y fuerte.
En 1646 mientras realizaba 3 misiones en Normandía Juan Eudes prosiguió las gestiones para hacer reconocer por fin su Congregación. Él se dirigió al Obispo de Bayeux y le pidió confirmar el Seminario de Caen. La solicitud se dirigió a los magistrados de Caen, pero no se obtuvo su consentimiento, ¡los Oratorianos vigilaban! Gastón de Renty se comprometió con el Padre Eudes el 03.09.1646. Carta al Superior de Caen: "Veo sacerdotes reunidos que desean con el Padre Eudes y también sin él, servir a la Iglesia según la intención del Concilio de Trento, en un Seminario. Si me fuera posible yo quisiera contribuir a esta obra, en todas las diócesis del mundo. Conozco los grandes talentos del Padre Eudes en los empleos en los que le he visto y los grandes frutos que pueden producir sus cohermanos. Perdóneme si me atrevo a expresarle mi sentimiento, sobre el muy digno Padre que sería una gran gracia para la Congregación si ella pudiese proveer una cantidad de buenos obreros a la Iglesia."

gaston2rGaston de Renty Cuánta firmeza y seguridad de juicio en un laico de 35 años. En mayo de 1647 Juan Eudes partió a predicar en la diócesis de Chartres, en Nogent le Rotrou. Era Renty quien le llamaba. Al principio la misión tuvo dificultades (oposiciones locales). Gastón de Renty escribió a Juan Eudes «Su misión crecerá en gracia por la contradicción que ud tiene en ella. Su confianza y humildad sobrepasarán todo eso. Cuán felices son uds de estar en tan bella cosecha, y yo siento que su corazón querría abrir y extender por todas partes para hacer conocer el reino de Dios en Jesucristo. Pero la misión se acabará en la alegría. Las gentes de Nogent no quisieran dejar partir a los misioneros.

Juan Eudes escribió: ·" Yo no había visto aún nada semejante. Mientras más cruces hay en los asuntos de Dios, más abundantes son allí las bendiciones". En septiembre 1647, Juan Eudes se presenta en París un nuevo Obispo de Bayeux, Eduardo Molé, de reputación mediocre, hijo del primer Presidente del Parlamento de París ("eso ayuda"), pero la acogida fue glacial. Una vez más, Gastón de Renty reconforta a su amigo Juan Eudes: "Le confieso que me impresioné cuando supe cuántas tempestades ha tenido que soportar ud. Pero no me asombro en absoluto de estos contratiempos. Basta saber que ud es de Jesucristo. Sólo sea fiel en confiarse a Nuestro Señor y evite que la agitación de afuera sea causa de error y de oscuridad en la luz que lo ha iluminado e impulsado a salir".

Juan Eudes volvió a la diócesis de Chartres, predicó en la Ferté Vidame, invitado por el duque de Sn. Simon (1607 – 1693, padre del historiador) quien conocía a Juan Eudes. Gracias a Gastón de Renty la misión duró 9 semanas. Juan Eudes gravemente enfermo, con fiebre continua por tres semanas y cura milagrosamente, según lo atribuyó él a la oración de María de los Valles y a su intercesión a María.

Gastón de Renty, siempre vigilante, le escribió: "Permítame decirle simplemente que una de mis mayores aprehensiones respecto de ud es que ud no cuida su salud. Ud no se pertenece, sino que es un hombre para todo el mundo" Sí, Gastón de Renty fue un laico que se preocupó por la vida de Juan Eudes: religiosa, física, moral y espiritual y temporal.
En 1947, Juan Eudes fue recibido en París, gracias al Duque San Simón, por Luis XIV (quien tenía 9 años de edad) y Ana de Austria. Él recibió tres cartas firmadas por Luis XIV para Roma (Para el Papa Inocencio X, el Cardenal d'Este Promotor de asuntos de Francia en Roma y el Embajador de Francia), él luchó con obstinación y temeridad para implantar la Congregación del Corazón de Jesús y María. Aún esto gracias a la acción indirecta de Gastón de Renty.

.je.. Al día siguiente, 20.11.1647 Juan Eudes se fue a pie a Autún donde llegó el 30.11.1647 La misión comenzó el 1º de Diciembre y se prolongó durante 11 semanas de invierno. El 12 de diciembre Juan Eudes escribió: "Dios derrama sobre esta misión bendiciones extraordinarias". Gastón de Renty había preparado esta misión desde 2 años atrás y deseaba vivamente su realización, encargándose de los gastos.
De Bourgogne, Juan Eudes va a Citry (Brie) donde Gastón de Renty era el Señor. La misión comienza en la fiesta de Pentecostés el 31 05 de 1648, Gastón de Renty escribió el 16.06.1648 dos cartas al Padre St. Jure y a Mr. Olier. "El Padre Eudes trabaja aquí con una bendición increíble: sus sermones sobre el poder de la gracia para descubrir las verdades de Dios, el amor de Jesucristo hacia nosotros y el horror del pecado penetraron de tal manera los corazones, que los confesores están colmados de penitentes. Sus sermones son rayos que hacen fundirse en lágrimas y las conciencias no quedan en paz hasta que ellas se abren sobre sus pecados ocultos".

De Renty subraya la santidad y la gracia del Padre Eudes y de sus obreros: · "Ellos no hacen sino orar y trabajar" El Padre Paul Milcent en su libro « San Juan Eudes » escribió: "Qué acuerdo profundo debía unir estos dos seres! Gaston de Renty (1611- 1649) En Enero de 1649, las preocupaciones minaron a Juan Eudes: él sufrió una prueba de salud (hemorroides que él llama pérdida de sangre) durante 2 meses. "Este miserable cuerpo no quiere hacer nada si no está bien servido y tratado. Con frecuencia este miserable esqueleto me da harta pena" Se dirige de nuevo a María de los Valles quien le recomienda a la Virgen María que le cure. Apenas vuelto de los problemas que han minado su salud Juan Eudes se dirigió de nuevo a María de los Valles, quien oró a María para que le curase. Apenas se estaba reponiendo de esta noticia, la muerte le robó a su amigo y colaborador Gastón de Renty.

Gaston de Renty trataba de socorrer en todas las desgracias. Extenuado, debió guardar cama, dictó su testamento y murió el 27.04.1649 a los 37 años, dejando 5 hijos. Juan Eudes asumió con fe este sufrimiento y celebró con sus cohermanos la acción de gracias, por todo lo que Dios había operado en él y por él.
Antes de su muerte había preparado una misión en la aldea de San Server, en Normandía. La señora de Renty pagó los gastos de esta misión. Juan Eudes estaba desbordado de trabajo, pero Gaston de Renty había recomendado a los parroquianos tener paciencia porque, -escribió al respecto: "Bien vale la pena esperar este personaje".

Juan Eudes reconoció y puso vigorosamente los fundamentos teológicos de la responsabilidad de los laicos y su vocación a la santidad. Durante siete años fue para él un amigo muy cercano que lo estimuló, alentó, también, quizás lo estimuló, animó, incluso le ayudó a discernir el camino de Dios, y Juan Eudes aceptó el apoyo de este joven laico de quien admiraba su excepcional familiaridad con Dios.

Gaston de Renty no sólo fue un hombre de bien que merecería mostrarse como un ejemplo para toda la Iglesia.


Conferencia dictada en Angers, Casa Madre del Buen Pastor por el laico Jean Marie Demange, 10.09.2005. Traducción y adaptación Blanca Inés Velásquez rbp

<< Volver al Inicio

Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor - Todos los derechos reservados 2012 Carrera 22 Nº 47-40
Intranet - Tel Comunidad: 269 2761 Tel Fundación El Buen Pastor: 269 34 75, Celular: 317 426 7460 - Contáctenos