Beata María Droste zu Vischering (Madre María del Divino Corazón) - Su vocación

 Droste-religiosa

Su vocación

Hermana Beata María Droste- "Señor, lo he dejado todo, absolutamente todo, para amarte hasta el último momento de mi vida y para difundir, tanto como yo pueda, la veneración de tu sacrosanto Corazón." Esta cita de nuestra Hermana María del Divino Corazón, nacida como la Condesa Droste zu Vischering, puede ser la clave para reconocer y comprender una vida, que fue vivida en anonadamiento radical, que sólo buscó la glorificación del Señor, que consistió, en gran parte, en trabajo concreto, amor y sufrimiento.


Sus padres fueron el Conde de Erbdrosten Clemens Droste zu Vischering y Helene, nacida Condesa de Galen (Sobrina del Obispo Wilhelm Emanuel de Ketteler).

El 21 de noviembre de 1888 ingresó María en el convento del Buen Pastor en Münster respondiendo a una inspiración del Sagrado Corazón: "De repente, estando en la iglesia parroquial de Darfeld preparándome para la confesión, mientras esperaba mi turno, me vino como un relámpago este pensamiento: Debes entrar en el Buen Pastor, y fue para mí tan claro y preciso que desde aquel momento no tuve ya ninguna duda".


En su alma habitaban por igual una especial atracción por la vida contemplativa y una extraordinaria aptitud para la acción

 

<< Volver al Inicio

Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor - Todos los derechos reservados 2012 Carrera 22 Nº 47-40
Intranet - Tel Comunidad: 269 2761 Tel Fundación El Buen Pastor: 269 34 75, Celular: 317 426 7460 - Contáctenos