Fiesta del Corazón de María, “¿No saben ustedes que Jesús...es el Corazón de María?

0034 avemariaescuchame

https://youtu.be/zvKZaEWdDzM (pulsar clic en este link para ver el video)
San Juan Eudes escogió el día ocho, pues se propuso y aconseja, consagrar a María el ocho de cada mes, en recuerdo de su natividad el ocho de septiembre, y de su inmaculada concepción el ocho de diciembre. También recomendaba a los fieles recitar el Oficio Parvo de la Infancia de María el día ocho de cada mes.

 WhatsApp Image 2020-02-08 at 5.37.10 AM

Oficio Parvo

Desde el siglo IX la Iglesia Romana acostumbró consagrar el sábado al culto de la Madre de Dios, la Virgen Santísima, celebrando en este día la Misa y el Oficio divino en su honor. En el siglo X vemos que algunos santos muy devotos de la misma soberana Reina de cielos y tierra, procuraron añadir todos los días a las siete Horas canónicas, el mismo número de Horas, para venerarla y alabarla. Este oficio se llamó vulgarmente "Oficio Parvo» por ser más corto que el Oficio canónico, aunque dispuesto en la misma forma. San Pedro Damián (+ 1072) fue insigne propagador de esta devoción.

Rezar el Oficio Parvo

¿Por qué debemos honrar al Corazón de María?

Allegarse al Corazón de María es encontrarse con Jesús. El corazón representa todo el interior del hombre, pero principalmente su amor. Por eso, cuando honramos al Corazón de María no queremos recordar algún misterio, acción o cualidad, y ni siquiera la persona dignísima de la Virgen, sino la fuente y el origen de la santidad de todo ello: su amor y caridad.

Porque este amor santificó todas sus acciones, las facultades de su espíritu, su vida exterior e interior, con sus virtudes y perfecciones. El amor la hizo digna de ser Madre de Jesús y de todos los miembros de Cristo y fuente inagotable de gracias.
Ustedes, todos los sedientos, vengan presurosos a beber de esta fuente. ¿Por qué vacilan? ¿Temen acaso rebajar la bondad de su Redentor cuando les dirige al Corazón de su Madre? Porque María nada es, nada tiene y nada puede sino de Jesús, por él y en él. Es Jesús el que lo es todo, lo puede todo y lo hace todo en ella.
Y no solamente Jesús vive y permanece continuamente en el Corazón de María, sino que él mismo es el Corazón de su Corazón.

Por eso, allegarse al Corazón de María es encontrarse con Jesús; honrar al Corazón de María es honrar a Jesús; invocar al Corazón de María, es invocar a Jesús.
Este Corazón admirable es el ejemplar y el modelo de nuestros corazones; y la perfección cristiana consiste en llegar a ser imágenes vivas del Corazón santo de María. Además, así como el Padre eterno concedió a María concebir a su Hijo primero en su Corazón y luego en su seno virginal, así también le dio poder de formarlo en el corazón de los hijos de Adán. Por eso, ella colabora en la obra de nuestra salvación, empleando con amor increíble este poder especial. Y como ella llevó y llevará eternamente a su Hijo Jesús en su Corazón, ha llevado también y llevará siempre con él a todos los miembros de la divina Cabeza, como a hijos muy queridos. Y como frutos de su Corazón maternal que ella presenta como oblación continua a la divina majestad.
(San Juan Eudes, O.C. VI, 148.182; VIII, 431)

Oración final

Te contemplo, Jesús, viviendo y reinando en tu Santa Madre. ¡Jesús, Hijo único de Dios e hijo único de María! Te contemplo y adoro viviendo en tu santa madre.
Tú vives y reinas en ella como que lo eres todo y lo realizas todo en ella. Porque si, según la palabra apostólica, eres con plenitud de aquel que lo llena todo en todo y obra todas las cosas en todo (Ef. 1, 23; 1Co 12, 6), con mayor razón en tu santa madre. Amén
(espiritualidad eudista)

"SI QUIERES ESTAR MÁS CERCA DE JESÚS, CONSÁGRATE A ÉL, POR MARÍA"

Fuente: foto flash, web, fuente de la sabiduría

<< Volver al Inicio

Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor - Todos los derechos reservados 2012 Carrera 22 Nº 47-40
Intranet - Tel Comunidad: 269 2761 Tel Fundación El Buen Pastor: 269 34 75, Celular: 317 426 7460 - Contáctenos