Los frutos del Espíritu Santo, en la vida de San Juan Eudes

,0129 juan eudes E. SANTO

La canonización de San Juan Eudes, es una de las alegrías grandes de nuestra Congregación, ya que se nos presenta como un fruto, un regalo muy importante del Espíritu Santo a los miembros de la Familia Eudista

0130 juan eudes

y por tanto cada una de las Hermanas y laicos de las Congregaciones Padres Eudistas y Hermanas de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor.

Fijemos la mirada en los Dones y Carismas que nuestro Santo no sólo dejó en los escritos, sino, que les dio vida.

Confrontemos nuestra vida con Juan Eudes

De él se dijo: "Conozco bien a vuestro buen Padre Eudes. Leo en ese momento su vida. Era un hombre sabio en las cosas de Dios, lleno de celo y de virtudes. Sirvió bien a Jesucristo y a su Iglesia".
P. Bernardo Coubard

La heroicidad de las virtudes de Juan Eudes. decretada por el Papa León XIII, Papa

"El Padre Eudes, tenía un corazón sencillo y misericordioso con los pobres y más humildes".

"Los servicios que Juan prestó a la Iglesia llegaron a su culmen, cuando ardiendo de amor hacia los santísimos Corazones de Jesús y de María, pensó el primero, no sin divina inspiración, en tributarles un culto litúrgico. Por eso hay que afirmar que es el Padre de esta suavísima devoción, porque desde la institución de su Congregación sacerdotal se preocupó de hacer celebrar entre sus hijos, las solemnidades de estos Sagrados Corazones; es el Doctor, porque compuso en honor oficios y misa propia; y es el Apóstol porque se esforzó al máximo en expandir en todos los lugares este salubérrimo culto".

"En el progreso del culto triunfal del sacratísimo Corazón de Jesús, aparece al final san Juan Eudes con el mérito indiscutible de ser el autor litúrgico del culto a los sagrados Corazones de Jesús y de María". Así todo el mundo recordaría a san Juan Eudes en la fiesta del Corazón de Jesús.

La autorización, inaudita, de erigirle una estatua dentro de la Basílica de san Pedro en Roma.

El Señor todopoderoso y bueno ha querido glorificar a uno de sus servidores y dar a la Iglesia un nuevo intercesor.

Ponemos ante los ojos de toda la Iglesia los hechos y gestos de Juan Eudes, para que su memoria lleve a los corazones débiles a imitarlo, para fortalecer su debilidad y para que su ejemplo afirme a las personas tímidas y las impulse a la caridad y a la devoción.

Pío IX habría declarado: "Cuando se trata de Juan Eudes, se trata de los hombres más ilustres, no solo por el brillante ejemplo de su santidad de vida, sino también por su celo ardiente por la salvación de las almas y sobre todo por el establecimiento de una Sociedad que ha brindados a la humanidad entera perennes servicios".

La Bula detalla la solemne celebración de la canonización de Juan Eudes, juntamente con el Santo Cura de Ars. Ambos son presentados por el Papa como "Ilustres por su sublime amor a Dios y su solicitud por la salvación espiritual de sus conciudadanos" y les suplica que "la paz de Cristo, en el reino de Cristo, brille cuanto antes para todos los hombres del mundo".

Al recordar la fecha del 31 de mayo de 1925, sintamos el orgullo de ser Eudistas, de tener un Fundador tan maravilloso que nos enseñó a hacer las cosas ordinarias de manera extraordinaria y nos dio el perfil del eudista como formador de Jesús y misionero de la divina misericordia.

Conclusión

Es el momento, en medio de la pandemia que estamos viviendo, de dar una respuesta al mundo, desde nuestra creatividad, a partir de una pregunta muy simple:

¿Cómo formar a Jesús en nuestro mundo y ser misioneros de la divina Misericordia?

Juan Eudes tomó conciencia de ser misionero de la divina Misericordia en 1627 conviviendo con los apestados de Argentan.

Hoy la pandemia lo invade todo, ¿será pandémica nuestra misericordia?

¿Se estará extendiendo por toda parte nuestra misericordia?

Artículo tomado del Padre Higinio A. Lopera E. cjm.

<< Volver al Inicio

Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor - Todos los derechos reservados 2012 Carrera 22 Nº 47-40
Intranet - Tel Comunidad: 269 2761 Tel Fundación El Buen Pastor: 269 34 75, Celular: 317 426 7460 - Contáctenos