No tengan miedo estamos en las manos de Dios

A mediados del mes de marzo del 2020, fuimos sorprendidos a nivel mundial con la pandemia denominada Coronavirus o Covid 19 que ha sacudido a la humanidad a todos los niveles: religiosos, económicos, políticos, raciales, culturales...

dejando a todos sin piso, donde todos estamos en el mismo plano, delante de Dios, todos somos iguales.

Desafortunadamente el mundo moderno en que vivimos prima el poder económico, el dios dinero es quien reina. Toda esta problemática que nos abraza a todos, nos debe hacer pensar, reflexionar, sobre nuestras realidades personales, sociales y mundiales en que vivimos, que todo tiene que cambiar, a todos los niveles; y tratar de rectificar nuestros comportamientos, por otros donde primen los valores y sobre todo el reconocimiento de Dios, Creador del universo y Nuestro Redentor Jesucristo quien dio la vida por amor a toda la humanidad.

Y que esta sociedad materialista que hemos vivido, tiene que cambiar: porque hemos maltratado la naturaleza, esclavizado a nuestros hermanos, hemos violado sus derechos, no hemos compartido lo que a otros les corresponde, no hemos amado lo suficiente.

A propósito, en esta Comunidad de Hermanas del Buen Pastor, de Ibagué, también hemos asumido los protocolos ordenados por el gobierno, para evitar el contagio; pero no solamente como todo el pueblo lo cumple, sino que sobre todo nos hemos solidarizado con dos horas de Oración ante el Santísimo, diarias, implorando de su Divina Misericordia, nos libre de semejante flagelo físico que es la enfermedad, pero también del flagelo espiritual y moral que tiene sumido al mundo entero, por la prepotencia que no deja reconocer que Dios es el Dueño de todo; que nosotros somos únicamente sus admiradores.

También hemos contribuido con el Rezo del Santo Rosario a Nuestra querida Madre del Cielo, por esta intención. Además, hemos convenido algunos acuerdos en comunidad que vayan en favor de las personas más afectadas, personal de la salud, las personas más vulnerables, y del día a día, para alimentarse. Toda esta situación nos debe tocar el corazón y hacernos reaccionar. Dios ha sido misericordioso con nosotros y nos ha librado a todas de este virus, y hemos gozado de la Eucaristía todo este tiempo, que lo hemos considerado como un privilegio que realmente no lo merecemos, pero el Señor lo ha querido así... Muchas comunidades religiosas e Iglesias no han tenido esta gracia, por lo tanto estamos muy agradecidas con el Señor y comprometidas a bregar a corresponderle a tanto amor.

Todos los días nos vemos abocadas por las noticias tan alarmantes que provocan desánimo, desesperación, pesimismo, pero esos sentimientos no pueden abrigar en un corazón de personas consagradas; confiamos plenamente en la bondad y misericordia de Nuestro Dios, que todo tiene su fin, y el fin de esta pandemia, va a terminar pronto, pero sobre todo, que logremos del Señor nuestra propia conversión, para nuestro bien personal y universal.

Recordemos que tenemos una buena Madre, María Santísima, magnifica intercesora ante el Padre y su Divino Hijo, que nos libre de todo mal y peligro y salgamos victoriosos de la situación actual que estamos atravesando y nos impulse a sacudirnos para un cambio de vida personal, social y universal.


Escribió Hna. María Laura Mosquera, Comunidad Ibagué

Imagen barco: Pinterest
Imagen María: Blingee.com

 

 

 

<< Volver al Inicio

Congregación de Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor - Todos los derechos reservados 2012 Carrera 22 Nº 47-40
Intranet - Tel Comunidad: 269 2761 Tel Fundación El Buen Pastor: 269 34 75, Celular: 317 426 7460 - Contáctenos